Pioneer A DuPont Business
Chile | Seleccione su Ubicación >

 

Proceso de Fermentación

1. Fase aeróbica (con oxígeno): cosecha y llenado de silos.

Esta fase se inicia al momento de cortar el forraje y continúa hasta que el oxígeno ha sido removido del silo. Durante esta fase las bacterias aeróbicas utilizan los carbohidratos del cultivo y producen agua, calor y dióxido de carbono (CO2). Es este carbono, el cual se libera al ambiente, el que causa la pérdida de materia seca. Los factores que disminuyen estas pérdidas son: velocidad de cosecha, longitud de picado y compactación. Por otro lado, la respiración celular también ocasiona la descomposición de las proteínas del forraje. Esto no sólo reduce la disponibilidad sino que libera amonio al ambiente, el cual inhibe la producción de ácido láctico necesario para la preservación.

2. Fase anaeróbica (sin oxígeno): bajada de pH y producción de ácido láctico.

En esta fase se encuentran las condiciones para la proliferación de bacterias ácido lácticas (BAL) homofermentativas y heterofermentativas. Las BAL homofermentativas no producen pérdidas de materia seca, pero en condiciones naturales sólo un 0,5% de los organismo en el ensilaje son BAL y sólo una pequeña proporción de ellos son homofermentativas. Es más, se producen pérdidas de alrededor del 24% de materia seca por fermentación heterefermentativa de la glucosa. Afortunadamente estas pérdidas se pueden reducir en un 25% o más con el uso de cepas homofermentativas encontradas en inoculantes reconocidos. Esta fase se extenderá hasta que la acidez del ensilado no permita el crecimiento de las BAL, ni de ningún otro micro organismo, indicando que el ensilaje se encuentra estabilizado, es decir, la fermentación y descomposición se detienen.

3. Segunda fase aeróbica: extracción y alimentación.

Finalmente el ensilaje es inevitablemente re-expuesto a condiciones aeróbicas, ya que se abre y se comienza a alimentar al ganado. Durante esta fase las pérdidas de energía pueden ser mayores al 20% dependiendo del manejo y las tecnologías empleadas para reducir estas pérdidas. Lactobacillus buchneri, presente en algunos inoculantes, es de gran ayuda en esta fase ya que produce metabolitos que inhiben el crecimiento de las levaduras en presencia de oxígeno previniendo un aumento de pH, que permite el crecimiento de bacilos, mohos, etc. los cuales provocan un aumento de la temperatura y producción de dióxido de carbono. El forraje conservado en silos que son afectados por este proceso de deterioro, se designan como “aeróbicamente inestables”.

20D7CF6B-85FF-8CAB-11AC-4B37E0C8A4FD