Pioneer A DuPont Business
Chile | Seleccione su Ubicación >

 

Gorgojo Argentino Del Tallo

Argentine Stem Weevil

El gorgojo Argentino (Listronotus bonariensis (Kuschel), del Orden Coleóptera, es una importante plaga de praderas en Nueva Zelanda y Australia, especialmente del género Lolium (Ballicas). En Chile está presente desde la IV a la XII región, con mayor incidencia de la VII región al sur, donde ocasiona daños de significación en empastadas y maíz.
Se observa un importante avance de esta plaga cada año hacia el norte, teniendo registros de ataque en la VI, RM, V y IV región.

Hospederos y Daño

Alfalfa, avena, ballica, cebada, centeno, chépica alemana, maíz, repollo, trébol y trigo son hospederos de esta plaga. Los adultos consumen follaje todo el año, produciendo características “ventanas” rectangulares en las hojas, de 2 a 3 mm de largo, en las cuales sólo queda la cutícula de la cara inferior. Las venas que encuentran al alimentarse, son cortadas basalmente y desplazadas hacia arriba. En maíz el daño principal lo realiza la larva, la cual penetra en la base del tallo, dañando el punto de crecimiento, causando la marchitez y muerte de la plántula. Es frecuente que el daño se prolongue 2 a 3 mm por el interior del tallo.

Estados de Desarrollo y Reconocimiento

Los adultos invernantes inician las cópulas a principios de agosto entre los restos vegetales, y las hembras oviponen entre agosto y noviembre. Luego de 15 a 20 días de incubación, las larvas nacen y penetran inmediatamente en el coleoptilo del maíz germinado que está proceso de emergencia del suelo.
El daño se aprecia como un pequeño orificio causado por la larva en la base del tallo de la plántula. La larva daña el punto de crecimiento y corta el flujo de agua, causando marchitez y muerte de la plántula antes de 10 días.
Las larvas son ápodas (sin patas), con la cabeza castaño claro, el cuerpo es alargado, de color amarillo atenuándose hacia el extremo posterior. Las larvas alcanzan una longitud de hasta 5 mm.
Esta especie tiene normalmente 2 generaciones al año.

 

Ciclo de Listronotus bonariensis (Kuschel) durante la temporada

 

Factores predisponentes

Siembras de maíz en potreros que provienen de empastadas, son altamente riesgosas, ya que normalmente el nivel de infestación que existe en las empastadas es elevado e influye significativamente en una alta población de larvas al momento de establecer una siembra de maíz.

Se ha observado que el ataque de esta plaga es más severo en condiciones de sequía y bajas temperaturas, donde el crecimiento de las plantas se ve retardado. Esto es especialmente importante en siembras de maíz muy tempranas en la temporada, debido a un lento crecimiento inicial, donde la etapa de susceptibilidad de la plántula es más larga, aumentando así la posibilidad de ataque.

Control cultural

Algunas labores culturales podrían favorecer, en alguna medida, el control de esta plaga. Estas podrían resumirse en:

• La incorporación de rastrojos luego de la cosecha, haría que la población de larvas de la siguiente generación en la primavera sea menor, por lo tanto obtener un menor nivel de infestación y daño.
• Campos libres de malezas durante el invierno e inicio de primavera, para así evitar la oviposición temprana de los adultos invernantes.
• Siembras en las cuales se deja transcurrir un tiempo después de preparar potreros que vienen de empastadas infestadas o de rastrojos del cultivo anterior. Se obtendría un menor nivel de ataque si es que entre la preparación de suelo y la siembra se dejan transcurrir 2 a 4 semanas (ej: siembras con suelos regados en la zona central).

163C6845-E80B-FCD9-C0B8-E53A96EA28D2